FRANQUICIAS DE FORMACIÓN Y CONSULTORÍA

El crecimiento de la economía en los últimos años ha creado que estemos en un mercado cada vez más competido. Precisamente este nivel de competencia ha obligado a que la formación y la asesoría o consultoría especializada cada vez cobren más fuerza. Dentro de los servicios no solo están demandados por los particulares, sino también por clientes empresariales. Este factor ha permitido la irrupción en el mercado de un mayor número de franquicias. Este tipo de franquicias buscan cubrir la creciente demanda del sector.

Las franquicias de formación y consultoría son modelos de negocio que requieren en la mayoría de los casos de un nivel de especialización elevado. El perfil de autoempleo es el que mejor se adapta a estos formatos de negocios.

Por lo general, las franquicias pertenecientes a este sector de las franquicias de formación y consultoría requieren de una baja inversión. Las estructuras de costes muy ajustadas y dirigidas a ofrecer sus servicios es: formación en idiomas, consultoría energética, formación para personas adultas, formación especializada y consultoría empresarial.