LA MANON

19 agosto, 2019
Visitas: 341

La fórmula secreta de la franquicia La Manon es la calidad. Con una oferta comercial exclusiva, esta franquicia trabaja con un producto gourmet vendido a precios más que competitivos y con un margen comercial excepcional. Así, sus clientes pueden disfrutar en sus locales de la mejor selección de panes y empanadas típicas de Galicia, elaboradas en horno de piedra natural con recetas tradicionales, así como de pan y bollería francesa, llegados directamente de la región de Champagne de Lorraine.

La franquicia La Manon presenta un concepto novedoso que la distingue del resto de sus competidores: el fast delicatesen. Un servicio que surge a raíz de las inquietudes empresariales de sus fundadores, que acumulan más de dos décadas de experiencia en el sector de la panadería y la pastelería.

El interés por ofrecer la máxima calidad en sus productos ha hecho que La Manon haya sabido dar con un nicho de mercado de gran importancia en nuestro país. Los locales de esta franquicia no solo ofrecen la posibilidad de comprar sus productos, sino también una experiencia única, ya que en ellos se puede degustar una gran selección de cafés y tés, cuya variedad le ha valido a la enseña la medalla de oro europea.

Calidad, precios competitivos, una imagen distinta en sus locales, cuidados al más mínimo detalle y un trato esmerado y cercano con los clientes conforman los valores que distinguen a La Manon del resto y sobre los que se sustentan sus cimientos.

Gracias a su oferta, esta franquicia es capaz de estar presente en cualquier rincón y de ofrecer unos servicios que ajustan a las necesidades del cliente a cualquier hora del día.

Además, la calidad es inmejorable. Esto solo se consigue con proveedores caseros, una materia prima sana y natural y un tratamiento artesanal y tradicional en la elaboración, que da a sus productos un sabor especial. Y es que las recetas de La Manon se elaboran con masa madre, liberando notas aromáticas y sabores únicos.

La Manon, una gran oportunidad de negocio.

El negocio de esta enseña es realmente flexible, pues se ajusta a las condiciones de cualquier tipo de local y se adapta a las necesidades de sus futuros franquiciados. De hecho, contempla varios tipos para su expansión como franquicia:

  • Locales pequeños, de 50 metros cuadrados, en los que se habilita una zona para la venta de café para llevar y se prescinde de la zona de degustación.
  • Locales medianos, de 70 metros cuadrados, en los que sí es posible incorporar la zona de degustación.
  • Locales grandes, de 130 metros cuadrados, en los que se incorpora una zona de restauración para más de 30 comensales.

Un amplio abanico de opciones que allana el camino para que todos los interesados en el modelo de negocio de La Manon terminen convirtiéndose en futuros franquiciados.

Año de Creación de Franquicias: 2014
Año de Constitución de Empresa: 2015
Nº de establecimientos propios: 3
Nº de establecimientos franquiciados: 9
Presencia internacional: No
Población mínima necesaria: 15.000
La franquicia requiere de local:
Ubicación del local: CC
Metros cuadrados mínimos necesarios: más de 40 m2
Tipo de franquicia:
  • Franquicias originales
Perfil de franquiciado: Todos
Inversión inicial necesaria (con canon de entrada incluido): 59.000,00€
Recursos mínimos exigidos (%): 40
¿Tiene canon de entrada?:
Canon de entrada: 8000
¿Tiene royalties?:
Royalty de explotación: 5%
Royalty de publicidad: /
Acuerdos de financiación:
Duración del contrato (años): 10
Plazo estimado de amortización del negocio: Entre 1 y 2 años

Envíe un mensaje a este franquiciador